Higiene postural

Lumbalgia e higiene postural, íntimamente relacionadas

Higiene postural se refiere a la parte de un conjunto de técnicas y reglas que ayudaran a mantener una mejor salud. Son unas series de pautas a seguir en el día a día, desde que el individuo se levanta de su cama, hasta que se vuelve a acostar en la noche, con el fin de evitar malos movimientos o esfuerzos que sobrecarguen la columna vertebral.

Soporte Lumbar Silla Oficina
Soporte lumbar para silla o coche
higiene postural Cojin
Cojín viscoelástico para el coxis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La estructura que ayuda a mantener el centro de gravedad en los seres humanos es la espina dorsal, siendo así, una pieza anatómica de gran importancia, sobre todo para el correcto funcionamiento del cuerpo. Su buena salud es fundamental, para que las personas puedan realizar sus actividades diarias de manera exitosa.

¿Qué es la higiene postural y cuál es su objetivo?

Cuando se habla de la higiene postural, se hace referencia a la correcta postura que los individuos deben adoptar, siguiendo un conjunto de normas, ya sea desde el punto de vista estático o en actividades dinámicas. Evitando de esta forma, la presencia de lesiones que compliquen la salud.



El objetivo fundamental de esta práctica será evitar dolencias y sobrecargas en la espalda. Lográndose esto con la buena realización de movimientos en las distintas actividades de nuestro día. Además, tiene como fin la enseñanza a cada individuo de las distintas posturas y correcta movilidad de su cuerpo.

La higiene postural puede ser aplicada a personas que se encuentren sanas, evitando así todo riesgo de lesión que pueda perjudicar la salud del sujeto. Sin embargo, también es utilizada en aquellos pacientes con dolencias en la columna, reduciendo de esta forma la limitación funcional y mejorando su independencia.

Desequilibrios de la columna vertebral

Este tipo de alteraciones se relacionan con modificaciones estructurales, donde raramente se vinculan a cuadros dolorosos, sin embargo, hay casos en cuales pueden estar presentes. Los desequilibrios de la columna vertebral, suelen ser un motivo de consulta frecuente en centros de salud. Entre los más importantes tenemos:

  • Escoliosis: Se trata de una desviación en la parte baja de la columna. Esta causará una curva -en forma de S- que, generalmente, origina un fuerte dolor, pero la gravedad de la alteración depende del grado de curvatura. La escoliosis puede ser causada por distintos factores, entre ellos está una mala postura continua y la ausencia de una silla ergonómica.
Cojín Lumbar de memoria para terapia de postura
Cojín lumbar postural
  • Cifosis: Se define como la curvatura anormal de la columna, con la presencia de una convexidad posterior, siendo conocida por las personas como ¨joroba¨. Es frecuente en aquellos individuos sedentarios o que trabajan durante largo tiempo sentados, teniendo una mala postura.
Faja Lumbar para la Espalda - Doble Ajuste - Adaptación Perfecta
Faja lumbar para la espalda
  • Hiperlordosis: Es la curvatura anormal y exagerada de la espina dorsal hacia dentro, esta puede venir acompañada o no de dolor. La hiperlordosis es una alteración que no respeta edad, puede aparecer en cualquier grupo etario, ya sea por causas de obesidad o congénita como la acondroplastia, sin embargo, en la edad adulta y productiva, el origen de este desequilibrio se vincula a malas posiciones.
Corrector de postura general
Corrector de postura completo

Dolencias frecuentes ante una mala postura

Las malas posturas originadas al momento de trabajar cobraran, tarde o temprano, factura en la estructura de la columna vertebral, afectando considerablemente la salud y funcionalidad del individuo. Cabe destacar que estas alteraciones no solo pueden aparecer en los trabajadores, sino también en las personas que se quedan en casa realizando actividades diarias. Entre las dolencias más frecuentes originadas por una mala postura tenemos:

  • Dorsalgia: Dolor agudo e intenso en la región torácica de la espina dorsal, este se presentará en personas que trabajan sentados por largo tiempo y, además, el dolor se intensificará aún más si el individuo tiene una mala posición. Generalmente puede irradiarse al tórax y los costados.
  • Cervicalgia: Se trata de un dolor intenso localizado en la parte posterior del cuello, específicamente lo que corresponde a las vértebras cervicales. La causa más frecuente de esta dolencia es la postura inadecuada y forzada por largo tiempo.
  • Tortícolis: Se da cuando los nervios cervicales pasan por un proceso inflamatorio. Es una afección bastante frecuente en el estudiante, debido a que pasa mucho tiempo sentado adoptando una posición inapropiada. También es habitual en aquellos individuos que duermen con una postura que impide la relajación de los músculos cervicales.
  • Hernias discales: Se consideran desgarros de los discos de la columna vertebral. El disco intervertebral dispondrá de una articulación que permitirá la movilidad de los huesos. Cuando dicha pieza anatómica se lesiona, la estructura blanda puede salir por una abertura, originando una hernia.

Entre las dolencias más raras que puede originar una postura inapropiada tenemos:

  • Tendinitis del hombro: Se trata de un proceso inflamatorio del tendón, este puede producir micro-roturas y fibromialgia, alterando así la movilidad del miembro superior.
  • Epicondilitis: Proceso inflamatorio de los tendones epicondileos. Se caracteriza por presentar dolor e irritación, generando molestia para el individuo.

Importancia de una buena postura

Gozar de una buena postura permitirá a nuestro cuerpo realizar distintas funciones con mayor facilidad, una pobre postura traerá como consecuencia una pobre salud. Al mantener siempre una buena posición se estará distribuyendo, de manera equitativa, el peso en nuestro cuerpo.




La postura debe ser equilibrada en distintas posiciones, sentado, erguido, en actividad dinámica e incluso en ejercicio físico, de esta manera se previene distintas deformaciones y complicaciones. No se necesita ser un atleta para hacer cumplir esto, con la puesta en práctica de la higiene postural y ciertas recomendaciones es posible conseguir una correcta postura en nuestro día a día.

Cabe destacar que distintos deportistas, en el momento de la realización del alzado de pesas, utilizan la técnica del arco lumbar, que consiste en retraer las escapulas para lograr un ejercicio más saludable, además consiguen disminuir las lesiones musculares.

Recomendaciones para conseguir una buena postura

La postura ideal de un individuo será aquella donde no se exageren las curvas cervicales, dorsales o lumbares, sino que se mantengan las curvaturas fisiológicas del cuerpo humano. Para obtener esto es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evitar una vida sedentaria: La realización de ejercicios varias veces a la semana ayudará a mantener la musculatura desarrollada, provocando una mejor postura naturalmente.
  • Cuidar el sobrepeso, ya que es uno de los factores principales en los distintos desequilibrios de la columna vertebral.
  • Acudir a un especialista ante cualquier dolor localizado a nivel dorsal, atendiendo oportunamente cualquier lesión.
  • Uso de soporte lumbar: Estos son muy utilizados, sobre todo en sillas para el tratamiento y prevención de dolores lumbares. El soporte lumbar ofrecerá un respaldo que se adaptará a cada usuario, llenando el espacio entre la espalda y el espaldar de la silla. De esta manera, logra una alineación correcta de la columna vertebral y además ayudará a que los músculos de la espalda se encuentren más relajados.
  • Uso de silla ergonómica: Estar en posición sedente provoca tensión en la columna y esto último, puede traer algunos problemas de salud. Es por eso que se recomienda a los trabajadores o estudiantes que pasan largo tiempo sentados, el uso de una silla ergonómica, lo que permitirá que la estructura ósea y muscular de la espina dorsal no se lesione y se encuentre relajada, evitando así sobrecargas y malas posiciones.